15 ene 2023

Pan de hamburguesa de trigo sarraceno (sin gluten)

Pan de hamburguesa de trigo sarraceno (sin gluten)

Desde que vie esta receta de pan de hamburguesa de trigo sarraceno en el canal de Youtube Glutendence, no he dejado de prepararla en casa. Como ya sabréis, el trigo sarraceno, también llamado alforfón, es un pseudocereal sin gluten muy usado para preparar panes y pasteles sin gluten. Aquí ya he publicado varias recetas con este ingrediente y es que me gusta mucho, los bizcochos quedan increíbles y por supuesto, estos panes de hamburguesas también. Además, los podéis congelar y consumir en otro momento.

Ingredientes:

  • 60 g. de harina de quinoa o de arroz
  • 180 g. de harina de trigo sarraceno
  • 60 g. de almidón de tapioca o de patata
  • 9 g. de psyllium husk
  • 20 g. de panela
  • 6 g. de sal
  • 3 g de levadura de panadería seca o 9 g. de levadura fresca
  • 120 g. de huevo
  • 45 g. de aceite de oliva virgen
  • 180 g. de agua
  • 9 g. de goma xantana
  • huevo batido para pincelar
  • semillas de sésamo para espolvorear

Preparación:

  1. Comienza activando la levadura. Para ello, mézclala con un poco de agua de la receta y espera unos 10 minutos.
  2. Echa en un recipiente los ingredientes secos, excepto la goma xantana. 
  3. Añade los ingredientes líquidos, incluida la levadura activada.
  4. Mezcla bien y al final echa la goma xantana.
  5. Amasa durante 10 minutos a mano o con amasadora. Es una masa muy pegajosa, así que te recominedo hacerlo con amasadora.
  6. Échate un poco de aceite en las manos y forma una bola con la masa.
  7. Divide en 9 porciones iguales, si quieres unos panes pequeños o en 9 si los prefieres más grandes. Dales forma de bola con ambas manos aceitadas. Deben quedar lo más lisas posibles y sin grietas.
  8. Pon papel de hornear en la bandeja del horno y coloca cada bolita en el papel. Cúbre con film y deja reposar hasta que doblen su volumen. Si hace calor 1 hora será suficiente, si hace frío necesitarás 2 horas aproximadamente.
  9. Enciende el horno a 190 ºC y coloca una bandeja metálica en la base del horno.
  10. Pincela los panes con huevo batido y espolvorea con semillas de sésamo.
  11. Mete la bandeja en la altura media del horno y rápidamente echa un poco de agua en la bandeja de abajo para que salga vapor. Yo lo que hago es echar un par de hielos porque me resulta más cómodo. Lo dejo a tu elección.
  12. Hornea durante 20-25 minutos con calor arriba y abajo. Cuando estén echos, sácalos y déjalos enfriar sobre una rejilla. Puedes comerlos ya o congelarlos. 

13 dic 2022

Roscos de anís sin gluten

Roscos de anís sin gluten

Llevaba tiempo detrás de una receta de roscos de anís sin gluten y cuando vi la propuesta de Glutendence decidí hacerla. Como podréis imaginar, están tan ricos como los roscos de anís elaborados con trigo, cuya receta, por cierto, publiqué hace ya algunos años (podéis verla aquí). El color, el sabor y la textura son iguales y os aseguro que nadie nota la diferencia al comerlos. Espero que os animéis y hagáis la receta...

Ingredientes:

  • 75 g. de almidón de maíz ecológico
  • 75 g. de harina de arroz
  • 25 g. de semillas de sésamo
  • 15 g. de azúcar glass
  • 65 g. de manteca de cerdo
  • 1 cucharadita de granos de anís
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 30 ml de vino dulce (yo usé moscatel)
  • azúcar glass para rebozar

Preparación:

  1. Mezcla bien el almidón de maíz y la harina de arroz y tuéstalo a fuego medio en una sartén. Remueve constatemente para que no se te queme. Cuando tenga un ligero color dorado, aparta del fuego la sartén y echa la mezcla en un bol para que se enfríe y no siga dorándose más.
  2. Tuesta el sésamo un par de minutos y reserva. No lo tuestes demasiado o de lo contrario amargará. Cuando esté frío, muélelo en un molinillo de café y reserva.
  3. Aparte, mezcla la manteca de cerdo y el azúcar.
  4. En otro recipiente mezcla la harina con la canela y tamízala. Añade el sésamo molido y el anís en grano. Mezcla bien a mano hasta obtener una mezcla arenosa.
  5. Añade el vino y mezcla hasta que se integre bien. Forma una bola y guárdala en el frigo en un recipiente hermético durante 30 minutos.
  6. Pasado este tiempo, saca la masa del frigorífico y enharina la supericie de trabajo. Extinde la masa con ayuda de un rodillo hasta obtener un grosor de 1,5 cm.
  7. Con un cortapastas redondo de unos 5 cm de diametro corta la masa en círculos y corta el orificio del centro con un descorazonador de manzanas.
  8. Pon sobre una bandeja papel de hornear y coloca sobre él los roscos.
  9. Hornea en horno precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo durante 12-15 minutos. No deben dorarse mucho.
  10. Sácalos y cuando estén tibios rebózalos en azúcar glass.

5 oct 2022

Pastas de té sin gluten

Pastas de té sin gluten

El otro día me apeteció hacer pastas de té y me acordé de lo ricas que están los canestrelli, unas pastas de té italianas que en mi opinión son una de las pastas de té más ricas que jamás he comido. 

El caso es que me apetecía preparar una versión de pastas de té sin gluten para que todas aquellas personas que por una u otra razón no puedan comer gluten, puedan disfrutar de unas pastas de té tan ricas como las convencionales. Después de varias pruebas, me quedé con la que os presento hoy. Son muy parecidas a los canestrelli, pero cambiando la harina de trigo por harina de arroz integral y fécula de patata. La única pega que les veo es que una vez probéis una, no podréis parar. Espero que os guste la receta...

Ingredientes:

  • 125 g. de harina de arroz integral
  • 65 g. de fécula de patata
  • 50 g. de azúcar glas
  • 1/2 vaina de vainilla
  • la piel rallada de 1/2 limón
  • 100 g. de mantequilla fría
  • 2 yemas cocidas
  • 1 pellizco de sal
  • chocolate 85% cacao derretido

Preparación:

  1. En un bol tamiza la harina, la fécula y el azúcar glas.
  2. Añade la piel de limón y el interior de la vaina de vainilla. 
  3. Echa la mantequilla fría cortada en trozos pequeños. 
  4. Añade la sal y amasa a mano o con un robot de cocina hasta que los ingredientes estén bien mezclados.
  5. Pasa por un colador las yemas cocidas y añádelas a la masa. Mezcla bien hasta obtener una masa lisa y homogénea. 
  6. Después, echa la masa sobre una encimera enharinada y amasa un poco más a mano. Haz una bola y cúbrela con papel film. Déjala en el frigorífico durante una hora.
  7. Pasada la hora, extiende la masa sobre la encimera. Si es necesario utiliza un poco de harina de arroz.
  8. Con ayuda de un rodillo aplasta la masa hasta dejarla de unos 5 mm de grosor. Para dejarla del mismo grosor yo uso un rodillo que lleva unos aros laterales intercambiables y que te permiten decidir el grosor que quieres. Estoy encantada con él. Puedes verlo aquí
  9. Con un cortapasta en forma redondeada de unos 5 cm de diámetro corta la masa y retira el sobrante. La masa que vas apartando la puedes volver a extender, pero si ves que se ha calentado, tendrás que meterla un poco en el frigorífico para que sea más fácil trabajar con ella de nuevo. 
  10. Pasa con cuidado cada pasta a una bandeja con papel de hornear y mételas durante 30 minutos en el frigorífico. 
  11. Pasado este tiempo, hornéalas en horno precalentado a 180 ºC durante 12 minutos. Yo coloco la bandeja en la mitad del horno con calor superior e inferior. No deben dorarse. 
  12. Cuando estén listas, sácalas y con ayuda de una cucharilla pequeña haz líneas con el chocolate derretido.

7 ago 2022

Pasta fresca de arroz (sin gluten)

Pasta fresca de arroz (sin guten)

No sé qué tiene hacer pasta casera, pero me encanta. La de hoy es sencillísima. Tenía ganas de preparar una pasta fresca sin gluten y que mejor que una pasta fresca de arroz integral. La podéis preparar a mano o a máquina (si queréis ver la que uso yo, haced clic aquí). Es una máquina italiana de buena calidad que uso desde hace años y que está como el primer día. La verdad es que estoy encantada con ella. 

La receta es del blog Cannelle et vanille, un blog que sigo desde hace años y que me gusta muchísimo. 

Como podréis imaginar, preparar esta pasta no tiene ninguna complicación y el resultado es inmejorable. Por cierto, si os gusta hacer pasta casera sin gluten, podéis echar un vistazo a la receta de la pasta casera de harina de garbanzo. Está también riquísima.

Ingredientes:

  • 140 g. de harina de arroz integral 
  • 60 g. de fécula de patata
  • 2 cucharillas de goma xantana 
  • 1 cucharilla de sal marina
  • 4 yemas
  • 2 huevos

Preparación:

  1. En un bol mezcla la harina de arroz integral, la fécula de patata, la goma xantana y la sal.
  2. Haz un hueco en el centro y echa los huevos y las yemas. Bate suavemente con un tenedor y poco a poco ve añadiendo la harina. Amasa durante 10 minutos aproximadamente con las manos hasta hasta obtener una masa suave y homogénea.
  3. Haz una bola y corta la masa en cuatro cuartos.
  4. Esta masa la puedes extender con un rodillo y cortar a mano o puedes hacerlo con la máquina. 
  5. Si optas por usar la maquina, coge uno de los trozos y aplánalo entre las manos con un poco de fécula de patata para que no se pegue. Deja el resto de la masa cubierta con un paño húmedo para que no se seque.
  6. Pasa la masa por la máquina en la posición más ancha. Repite 3 veces. 
  7. Reduce un poco la anchura y pasa de nuevo la masa. Repite hasta obtener el grosor deseado.
  8. Haz lo mismo con los trozos restantes de masa.
  9. Coloca el accesorio para hacer tallarines y corta las tiras de masa. Si ves que la masa se pega, puedes echar un poco de harina de arroz por ambos lados antes de cortarla.
  10. A mi me gusta secar la pasta colgada en un tendedor plegable dentro de casa. Coloco los tallarines bien separados para que al secarse no se apelmacen. Al día siguiente están listos para cocinarlos con la salsa que más te guste.

5 ago 2022

Helado de mora

Helado de mora

Después del éxito del helado de mango que hice el otro día, decidí prepararlo con otra fruta. No tenía claro cuál usar, pero como estuvimos dando una vuelta por el campo y cogimos algunas moras, decidí intentarlo con ellas. El resultado es inmejorable. Este helado de mora se prepara en apenas dos pasos, no se necesita heladera y el sabor, color y cremosidad final son increíbles. 

Esta receta lleva azúcar invertido en lugar de azúcar, pero no os preocupéis porque como os comentaba en la receta del helado de mango, el azúcar invertido es muy fácil de hacer (clica aquí para ver cómo se prepara) y la verdad es que merece la pena añadírselo a los helados, ya que les aporta mucha cremosidad. Podéis hacer más cantidad y guardarlo en un frasco de vidrio durante varios meses. Podéis usarlo en helados y también en bizcochos.

Ingredientes:

  • 1 vaso de moras
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 200 ml de nata para montar (35% materia grasa)
  • 1/8 de taza de azúcar invertido

Preparación:

  1. Bate las moras y el zumo de limón con una batidora de mano. El zumo de limón es para que las moras no se oxiden y para darle ese color tan vivo que ves en la imagen.
  2. Saca del frigorífico la nata y bátela ligeramente con unas varillas. No debes montarla o de lo contrario el sabor y la textura del helado será diferente.
  3. Mezcla la nata, las moras batidas y el azúcar invertido y bate a mano con una espátula para que la nata no se siga montando. 
  4. Echa todo en un recipiente de vidrio apto para el congelador o en un recipiente de acero inoxidable y mételo en el congelador.
  5. Bate cada hora con unas varillas hasta obtener la consistencia deseada. Deja en el congelador unas horas más antes de consumirlo para que termine de endurecerse.

29 jul 2022

Helado de mango


Helado de mango

¿A quién no le apetece un helado en verano? Los helados son una de mis debilidades y este año me ha dado por los helados caseros de frutas. El de hoy es un helado de mango súper fácil de preparar. Tan solo lleva fruta, nata y azúcar invertido. Preparar el azúcar invertido es también muy fácil (clica aquí para ver cómo se prepara) y la verdad es que merece la pena añadírselo a los helados, ya que les aporta mucha cremosidad. 

Ingredientes:

  • 200 ml de mango recién batido
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 200 ml de nata para montar (35% materia grasa)
  • 1/4 de taza de azúcar invertido

Preparación:

  1. Pela un mango bien maduro, trocéalo y bátelo con una batidora de mano. Añade el zumo de limón para que el mango no se oxide y mezcla bien.
  2. Saca del frigorífico la nata y bátela ligeramente con unas varillas. No debes montarla o de lo contrario el sabor y la textura del helado será diferente.
  3. Mezcla la nata, el mango batido y el azúcar invertido y bate a mano para que la nata no se siga montando.
  4. Echa todo en un recipiente de vidrio apto para el congelador o en un recipiente de acero inoxidable y mételo en el congelador.
  5. Bate cada hora con unas varillas hasta obtener la consistencia deseada. Deja en el congelador unas horas más antes de consumirlo para que termine de endurecerse.

11 may 2022

Torta de gazpachos

Tortas para gazpachos

El otro día subí la receta del pisto manchego y hoy os dejo la receta de este pan plano con el que podéis acompañarlo. Se trata de un pan sin levadura llamado torta de gazpachos y se consume en algunas regiones de España. Yo aprendí esta receta en el libro 100 Recetas de pan de pueblo de Ibán Yarza, un libro que mis hijos me regalaron para mi cumpleaños y que no paro de leer y releer. 

Este pan se hornea unos pocos minutos en el horno, el tiempo justo para que quede crujiente pero sin dorarse. Es perfecto para cortar en trozos y untarlo en toda clase de salsas. 

Ingredientes:

  • 350 de harina panificable (w130)
  • 210-220 g. de agua
  • 3 g. de sal

Preparación:

  1. Mezcla todos los ingredientes y amásalos a mano durante 5 minutos. Si lo prefieres, puedes amasar y dejar reposar la masa varias veces hasta conseguir una masa lisa y homogénea, fácil de trabajar.
  2. Divide la masa en 3 porciones de 190 gramos aproximadamente y boléalas.
  3. Cubre con un paño y deja reposar 15 minutos.
  4. Espolvorea con harina la superficie de trabajo y estira cada cola con un rodillo hasta formar un círculo muy fino de unos 30 cm de diámetro.
  5. Coloca papel de hornear en la bandeja del horno y coloca la masa estirada en ella. 
  6. Pincha toda la superficie con un tenedor y hornea en horno precalentado a 220 ºC con calor arriba y abajo durante 3 minutos. Después, baja la temperatura 190 ºC y hornea 10 minutos más.
  7. Deja enfriar sobre una rejilla.
  8. Haz lo mismo con las otras dos masas.

4 may 2022

Pisto manchego

Pisto manchego

Sigo con mis recetas fáciles de verduras. Esta vez le ha tocado el turno al pisto manchego, un clásico de la cocina española lleno de verduras y que cada familia versiona a su manera. Después de buscar varias recetas por Internet, me quedé con esta por su simplicidad. Como buena receta mediterránea recuerda mucho a la ratatouille francesa y a la caponata siciliana. Todas ellas comparten una misma idea, mezclar en un único plato varias verduras y cada país le da su toque diferenciador con especias y algún que otro ingrediente más. 

La receta que he seguido no necesita horneado, pero me apeteció probar a pasar las verduras una vez hechas por el horno como hago con la ratatouille y lo cierto es que en mi opinión, le va muy bien.

Este plato con un buen pan no tiene desperdicio, pero yo decidí acompañarlo con unos panes de gazpachos y fue todo un acierto.

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 3 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 4 tomates maduros
  • 1 taza de salsa de tomate casera
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra
  • sal marina

Preparación:

  1. Comienza pelando los tomates con un pelador de patatas y córtalos en trozos pequeños. 
  2. Echa dos cucharadas de aceite en una sartén y echa el tomate troceado. 
  3. Mientras se va cocinando, pela y quítales las semillas a los pimientos. Córtalos en daditos pequeños. 
  4. Corta también el calabacín, la cebolla y el ajo.
  5. Añade a la sartén la cebolla y los pimientos y cocina unos 5 minutos. 
  6. Después, añade el ajo picado y cocina otros 5 minutos más.
  7. Añade otras dos cucharadas de aceite y agrega el calabacín. Remueve y deja que se cocinen todos los ingredientes unos 10 minutos aproximadamente.
  8. Por último, vierte la salsa de tomate y salpimienta al gusto. Tapa y cocina a fuego lento durante 30 minutos.
  9. Hasta aquí es la receta original, pero, como he comentado antes, yo he preferido pasar todo a dos fuentes de vidrio aptas para el horno y cocinar las verduras un poco más. Para ello usé unas fuentes de la marca Pyrex (puedes ver el tipo de bandeja aquí). 
  10. Precalienta el horno a 190°C y mete las dos fuentes con verduras al horno durante 45 minutos aproximadamente. El tiempo es orientativo, ya que dependerá de lo líquida que te haya quedado la receta. Deja que todo hierva ligeramente y se reduzca la salsa un poco. 
  11. Por cierto, en una de las dos bandejas eché unos huevos para que se cocinaran con el calor del horno y lo cierto es que es una combinación excelente. Lo dejo a tu elección.
Fuente: Beatriz Moliz.

27 abr 2022

Pisto de calabacín

Pisto de calabacín

Ya sabéis que me gustan mucho las recetas que lleven verduras y si además se preparan fácilmente, más todavía, así que no podía faltar en mi recetario una receta sencillísima de pisto de calabacín. Así es como lo preparo desde hace tiempo para comerlo sobre unas rebanadas de pan o para acompañar un buen trozo de bacalao confitado. Como veis, se trata de una receta súper fácil, pero me parece una buena manera de comer verduras y de preparar un plato saludable incluso cuando no tienes mucho tiempo para cocinar.

Ingredientes:

  • 1 cebolla fresca
  • 1ajo
  • 1calabacín
  • 5 tomates cherry
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra
  • sal marina

Preparación:

  1. Corta en cuadradillos pequeños el calabacín con piel. 
  2. Corta finamente la cebolla, el ajo y los tomates cherry. 
  3. Sofríe a fuego lento, la cebolla y el ajo con una pizca de sal. 
  4. Después añade el calabacín y echa un poco más de sal. 
  5. Cuando este bien hecho, añade el tomate, echa pimienta negra recién molida y corrige de sal si fuera necesario. Cocina hasta que el tomate esté hecho.

1 abr 2022

Bombas con masa madre rellenas de crema

Bombas con masa madre rellenas de crema

Los que me seguís desde hace tiempo ya sabéis que me encanta realizar recetas que lleven masa madre. Hoy es el turno de las bombas rellenas de crema. Siempre las había hecho con levadura de panadería (podéis ver la receta aquí), pero me apetecía probar con masa madre para ver si también quedaban tan ricas y tiernas. Lo cierto es que si que quedan tiernas, están súper ricas y, además, son más fácil de digerir. La verdad es que la receta nos ha encantado en casa.

Yo las relleno de crema pastelera, pero esto lo dejo a vuestra elección. Podéis ver la receta de mi crema pastelera aquí. Las cantidades que veréis en esa receta son para rellenar 2 o 3 bombas, así que aumenta las cantidades en función de las bombas que vayas a rellenar.

Con estas cantidades salen 11 bombas. Como veréis, una vez levadas, no las frío directamente en la sartén, sino que las paso unos pocos minutos por el horno. De esta forma, me aseguro de que el interior de la masa esté bien hecho y que después, al freírlas, tengan que estar muy poco tiempo en el aceite. 

Con esta misma receta podéis elaborar unos bollos super ricos. Os dejo la imagen para que veáis cómo quedan. Tan sólo tenéis que hornearlos a 180 ºC durante unos 20 minutos.

Bollos con masa madre

Por cierto, si queréis que las recetas que vaya publicando os lleguen a vuestro email, subscribiros. Es gratis y podéis cancelar vuestra subscripción en cualquier momento.


Ingredientes:

  • 450 g. de harina (11,7% proteina)
  • 225 g. de leche
  • 35 g. de azúcar
  • 75 g. de masa madre activa
  • 5 g. de sal marina
  • 60 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 g. de huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

  1. Por la mañana, saca tu masa madre del frigorífico y mezcla en un frasco de vidrio 30 gramos de masa madre, 30 gramos de agua a temperatura ambiente y 30 gramos de harina de centeno o de trigo integral. Mezcla todo bien, cubre con un paño y deja el frasco en un rincón de tu cocina donde no haya cambios de temperatura. Déjalo hasta que la masa doble su volumen y se llene de burbujas. El tiempo dependerá de la temperatura, cuanto más calor haga, antes subirá la masa.
  2. Cuando veas que la masa madre está ya activa (en mi caso suele ser al atardecer), echa 75 gramos en un recipiente de vidrio y guarda para futuras elaboraciones el resto de tu masa madre en el frigorífico dentro de un frasco de vidrio con tapa. 
  3. Añade a los 75 gramos de masa madre activa la harina, el azúcar, la sal, el huevo batido y la leche y mezcla todo bien con la amasadora. 
  4. Cuando los ingredientes estén bin mezclados, añade la mantequilla y vuelve a amasar hasta conseguir una masa homogénea.
  5. Deja la masa en un bol, cúbrelo con un paño y deja reposar la masa durante 2 horas. Pasado este tiempo, mete el bol en el frigorífico y déjalo toda la noche.
  6. Al día siguiente, saca la masa del frigorífico y bolea porciones de 80 gramos. 
  7. Pon papel de hornear sobre la bandeja del horno y coloca sobre ella cada bola dejando espacio entre ellas para qe no se toquen al hornear. Cúbrelas con un paño y deja levar hasta que doblen su volumen. Yo las suelo dejar 2 horas aproximadamente, depende de la temperatura ambiente.
  8. Precalienta el horno a 180 ºC y hornea durante 5 minutos. Las bolas no cambiarán de color y parecerán que están crudas, pero no te preocupes porque al freirlas se terminarán de hacer.
  9. Sofríe cada bola en aceite de oliva virgen extra bien caliente. En cuanto se doren un poco, dales la vuelta. Verás que solo tendrán que estar en el aceite unos pocos segundos.
  10. Saca las bombas, colócalas sobre papel absorvente y rápidamente espolvorea con azúcar.
  11. Mientras las bombas se enfrían, prepara la crema pastelera.
  12. Cuando la crema pastelera se haya templado, métela en una manga pastelera con boquilla estrecha y alargada y rellena las bombas. 

Printfriendly

OTRAS RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR