1 abr 2018

Helado de Nutella

Helado de Nutella

Hoy le toca el turno al helado de Nutella. He preparado dos versiones, una con huevo y otra sin huevo. Las dos están muy ricas, pero tienen un sabor y una cremosidad diferente.

Comenzaré por el helado de Nutella sin huevo. Como veis en las imágenes, en esta versión el helado tiene un color más claro. Además, es menos cremoso, pero en su favor diré que se nota mucho más el sabor a Nutella. Además, es la receta más fácil y rápida de preparar.

Ingredientes:

  • 380 ml de leche
  • 200 ml di nata para montar
  • 40 g. de azúcar
  • 120 g. de Nutella


Preparación:

  1. Mezcla bien la leche, la nata sin montar, el azúcar y la nutella.
  2. Echa la preparación en la heladera y sigue las indicaciones del manual o échala en un recipiente metalizado y mételo en el congelador. Cada media hora aroximadamente bate a mano con una varilla. Cuando veas que ya va espesando, mezcla cada 15 minutos hasta conseguir la consistencia deseada.
  3. Antes de servir, saca el helado del congelador y déjalo a temperatura ambiente durante 10-15 minutos.
  4. Como podéis ver en la imagen posterior, el helado de Nutella con huevo es más oscuro y cremoso. Al llevar huevo, la preparación es algo más laboriosa.

Helado de Nutella

Ingredientes:

  • 240 ml de leche
  • 360 ml de nata
  • 100 gramos de azúcar
  • 200 gramos de Nutella
  • 100 gramos de chocolate negro
  • 6 yemas de huevo
  • 100 gramos de avellanas trituradas



Preparación:

  1. Derrite el chocolate troceado y la Nutella en un recipiente al baño María y reserva.
  2. Bate las yemas de huevo y la mitad del azúcar en un tazón hasta que la masa resultante sea pálida y espesa (3 o 4 minutos).
  3. Pon la leche, la nata y el resto del azúcar en un cazo y calienta a fuego medio removiendo de vez en cuando para que no se pegue el azúcar. Cuando empiece a hervir, apaga el fuego.
  4. Añade las yemas batidas y vuelve a encender el fuego. Cuece la crema resultante a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese y la masa recubra el dorso de una cuchara de madera. No permitas que la mezcla hierva o se cuaje.
  5. Vierte en un bol y añade el chocolate deshecho. Bate la mezcla hasta conseguir una masa homogénea.
  6. Deja enfriar a fondo, ya sea en la nevera o introduciendo el recipiente en un balde de agua con hielo.
  7. Mézclalo en una heladera, de acuerdo con las instrucciones del fabricante, hasta que se congele completamente.
Fuentes: Giallozafferano y Recetas de helados.

Printfriendly

OTRAS RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR