1 mar. 2018

lionesas

lionesas

He comido estas delicias desde que era pequeña porque las preparaban en la panadería del pueblo de mi padre. En todos los cumpleaños mi madre encargaba una bandeja enorme llena de "minis", es decir, pasteles muy pequeños de distintos sabores, formas y colores. Era una pasada, porque no sabías por dónde empezar. Por otros blogs he sabido que estos en concreto se llaman lionesas, pero no tengo ni idea de cómo los llaman en Francia, lugar del que sin duda proceden.




Ingredientes:
160 g. de harina tamizada
100 g. de mantequilla
Una pizca de sal
250 c.c. de agua
3 huevos medianos
1 huevo para pintar

Preparación:
Pon en un recipiente el agua, la sal y la mantequilla y calienta a fuego medio removiendo bien hasta que el agua empiece a hervir.

Cuando esto ocurra, echa la harina de golpe y con una cuchara de madera, remueve bien hasta que la masa se separe de las paredes del recipiente.

Retira del fuego la perola y deja entibiar la masa.

Cuando la masa este tibia, añade los huevos de uno en uno mezclándolos bien hasta que se incorporen a la masa. No añadas el siguiente huevo hasta que el anterior haya desaparecido. La masa resultante es bastante blanda y al coger una porción con la cuchara deberá quedar colgando.

Echa la masa en una manga pastelera con una boquilla de estrella (yo he usado la 8B de Wilton) y haz una espiral de dos vueltas sobre el papel de hornear. Si quieres que te salgan de un tamaño parecido, puedes imprimir en un folio unas circunferencias de 3 cm para colocar debajo del papel de hornear. Eso sí, acuérdate de quitarlo antes de introducir la bandeja en el horno. Deja algo de espacio entre cada circunferencia porque estos pasteles crecen al hornear. Con estas cantidades salen 19.

Pincela suavemente con un huevo batido y seguidamente hornea en horno precalentado a 200 ºC durante unos 25 minutos. Cada horno es diferente, así que vigila el color de las lionesas para que no se te doren demasiado.

Una vez estén frías puedes partirlas por la mitad o hacer un corte como si fueran conchas. Puedes rellenarlos de crema chantilly, trufa, crema pastelera, crema diplomática...

Ciérralas sin presionar demasiado y espolvorea con azúcar glas.

Fuente: El Forner de Alella.

No hay comentarios: