7 mar. 2018

bizcocho de garbanzo

bizcocho de garbanzo

Me quedaba un poco de harina de garbanzo y preguntando por la red he conseguido varias ideas interesantes para utilizarla. Las iré publicando conforme las vaya haciendo. Comenzamos con un rico bizcocho. 


El bizcocho de hoy está elaborado solamente con este tipo de harina y contrariamente a lo que podáis pensar queda esponjoso y muy rico. Por su sabor es apto para cualquiera, pero al no tener gluten es perfecto para celíacos.

La receta original lleva aceite de oliva, pero yo prefiero usar aceite de girasol porque no me gusta que se note el sabor a aceite de oliva en los pasteles. Lo dejo a vuestra elección. Con estas cantidades, necesitaréis un molde redondo de 20 cm de diámetro. Mi molde es de 24 cm, así que le he añadido el accesorio para hacer bizcochos en forma de aro y me ha quedado igual de bien.

Ingredientes: 
5 huevos medianos
una pizca de sal
200 g. de azúcar
250 g. de harina de garbanzos tamizada
12 g de levadura química Royal
100 g. de leche entera
100 g. de nata para montar
80 g. de aceite de oliva virgen extra
25 g. de anís
azúcar glas para decorar

Preparación:
Monta las claras a punto de nieve con una pizca de sal y reserva. 

Aparte, bate las yemas y el azúcar hasta obtener una crema más clara. Echa la nata sin montar, la leche, el aceite y el anís. Mezcla hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Añade la harina y la levadura. Mezcla bien y por último, añade las claras a la masa. Mezcla suavemente con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes para que las claras se bajen lo menos posible.

Unta el molde con mantequilla y un espolvorea con un poco de harina. Echa la masa en el molde y hornea en horno precalentado a 180 ºC durante 45 minutos o hasta que la introducir la punta de un cuchillo, ésta salga limpia. Coloca el molde en el centro del horno.

Unos minutos antes de terminar el tiempo de horneado, yo coloco la parrilla del horno en la parte más alta del mismo y sobre ella pongo una tapa o un papel de aluminio para evitar así que el bizcocho se dore demasiado.

Cuando el bizcocho esté hecho, sácalo y déjalo enfriar. Espolvorea con azúcar glas antes de servir.

bizcocho de garbanzo


Fuente: Mercado Calabajío.

1 comentario:

Concha Signes dijo...

No he utilizado nunca la harina de garbanzos!. Viendo este bizcocho dan ganas de hacerlo.
Un abrazo.