bombas rellenas

14 sept. 2011

Hacía tiempo que andaba detrás de la receta de las bombas rellenas de crema. Por fin la he encontrado y la he querido compartir con vosotros/as porque estoy segura de que os van a encantar. El sabor, el olor y la textura es la misma de las bombas que venden en muchísimas cafeterías y pastelerías. La puedes comer tal cual o rellenarla de crema, de las dos maneras están muy ricas.

Ingredientes:
1 y 1/2 cucharada de levadura en polvo
120 ml de leche templada
200 g. de harina de fuerza
15 g. de azúcar
1/2 cucharilla de sal
1 cucharilla de extracto de vainilla líquido
1 huevo
28 g. de mantequilla

Para la crema:
200 ml denata
250 ml de leche
60 g. de maizena
100 g. de azúcar
1 cucharilla de extracto de vainilla líquido
1 huevo grande

Preparación:
Lo primero que tienes que hacer es un prefermento. Para ello, echa en un bol 90 ml. de leche junto a 1 cucharada de levadura y 60 g. de harina. Mezcla bien y cubre el bol con un paño. Déjalo reposar durante unos 30 minutos en un lugar cálido o hasta que doble su volumen. Yo lo que hago es poner la vitrocerámica al 1 y sobre ella pongo un plato al revés. Encima de este plato coloco el bol cubierto con un paño y lo dejo así 15 minutos. Después apago y lo dejo otros 15 minutos. De esta forma la masa sube antes.

Transcurrido el tiempo, echa el prefermento y el resto de los ingredientes (excepto la mantequilla) en el bol de la amasadora. Mezcla todo bien hasta que te quede una masa suave. Después, añade la mantequilla a temperatura ambiente cortada en cuadrados y amasa hasta que se integre bien con el resto de la masa.

Cubre el bol con un film transparente o con un trapo y déjalo reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.  Pasado este tiempo, mételo en el frigorífico durante 1 hora.

Una vez que hemos dejado reposar la masa, coloca pequeñas porciones sobre papel de hornear. Intenta que tengan forma redondeada para que luego salgan con la forma de las bombas que venden en las pastelerías. Esto no es muy fácil porque la masa es bastante blanda, pero como todo, es cuestión de práctica.

Deja reposar de nuevo durante unos 40 minutos en un lugar cálido y lejos de corrientes de aire. Meter en horno precalentado a 180 grados durante 5 minutos. Por fuera no tienen que coger color, simplemente se deben hacer un poco para que no necesiten mucho tiempo cuando las frías. Es importante dejar espacio entre las bombas porque en el horno subirán un poco y es mejor que no se toque ya que quedarían pegadas y despues tendrías que separarlas y al freírlas les entraría algo de aceite por la zona donde han estado en contacto. Si no se tocan se hace una especie de corteza fina por toda la bomba que impide que entre aceite en su interior.

Una vez horneadas todas las bombas, calienta el aceite de girasol y fríe las bombas de una en una para que no se quemen. Verás que no necesitan más que unos segundos por cada lado. El aceite debe llegar hasta la mitad de la bomba. Una vez fritas, colocar sobre papel absorbente, rellenarlas con una manga mastelera (yo he usado una boquilla larga y estrecha para rellenarlas) y pásalas por azúcar.

Para hacer la crema pastelera mezcla todos los ingredientes y bátelos con una batidora para quitar los posibles grumos. Calienta a fuego medio sin dejar de remover hasta que se espese. Si quieres puedes echar cacao en polvo a la crema.


0 comentarios: