12 mar. 2012

rollitos primavera


Me encantan los rollitos de primavera. Llevaba años queriendo aprender a hacer las obleas de los rollitos y por casualidad la encontré la receta en el blog la panadería de carmela. Son iguales que las de los restaurantes chinos, o incluso mejor. ¡No me lo podía creer! Mientras las hacía pensaba que no iban a ser las que yo buscaba, pero mira tú por donde, me equivoqué. Había probado láminas de esas que venden ya hechas, pero no me convencían en absoluto. A partir de ahora, las prepararé siempre en casa. Puedes rellenarlos de lo que quieras, pero yo siempre los relleno de pollo y verduras porque me parece la forma más sencilla y rápida de prepararlos.


Ingredientes para el relleno:
225 g. de col
2 zanahorias
2 pechugas de pollo
aceite de oliva
sal

Ingredientes para las obleas:
300 g. de harina normal
1/2 cucharadita de sal 
325 ml de agua fría 
2 huevos batidos
3 cucharadas de aceite de girasol


Ingredientes para la salsa agridulce:
125 ml del caldo de la lata de la piña
2 cucharadas de salsa de soja
2 cucharadas de tomate
1 cucharada de vinagre balsámico de Módena
1 cucharilla de maizena (y un poco de agua para disolverla)
1 pellizco de sal y de azúcar

Preparación:
Puedes comenzar preparando el relleno. Para ello pica finamente todos los ingredientes. Sofríe las verduras en una sartén con un poco de aceite. Después añade el pollo picado y échale sal. Cuando todo esté bien hecho aparta del fuego y reserva.

Después puedes preparar la salsa agridulce. Mezcla todos los ingredientes en un cazo: el zumo de piña, el tomate, la sal y el azúcar, la salsa de soja y el vinagre y ponlos al fuego. Deja que hierva unos 3 minutos y a continuación echa la maizena disuelta en un poquito de agua. Rectifica de sal y azúcar, si fuera necesario.

Prepara ahora las obleas para los rollitos. Tamiza la harina y añade la sal, mezcla bien. Echa los huevos batidos y mezcla todo. Añade poco a poco el agua mientras sigues mezclando hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Yo suelo echar más agua. Lo importante es que la masa sea lo suficientemente líquida para que al echarla en la sartén se extienda en seguida y quede una torta muy fina.

Por último, añade el aceite y mezcla bien. Calienta una sartén antiadherente pequeña. Al principio echo una gota de aceite, pero luego no es necesario echar más. Echa medio cazo de masa más o menos y rápidamente gira la sartén para que se reparta bien. Hazlos por los dos lados, pero recuerda que no deben quedar dorados porque luego los vas freír.

A medida que los vayas haciendo, apílalos en un plato cubiertos con un trapo para que se mantenga la humedad y luego puedas rellenarlos con más facilidad. Los puedes usar perfectamente unas horas más tarde.


Ahora sólo tienes que rellenar las obleas. Echa una cucharada en cada oblea y enróllarla. Después dobla por los extremos y colócalos en un plato con la parte doblada hacia abajo para que no se abran. Fríelos en abundante aceite caliente con cuidado para que no se abran. Si lo prefieres puedes atar los extremos de cada rollito antes de freírlos, pero a mi no me ha hecho falta porque no se me han abierto. Otra poción es no freírlos y hacer pequeños saquitos. Con salsa agridulce están riquísimos. Frítos o sin freír, sírvelos calientes con un poco de salsa agridulce.



3 comentarios:

La cocina de Camilni dijo...

Te han quedado estupendos, es que a mi los rollitos me chiflan.
Unas fotos muy apetecibles, saludos

Flor dijo...

Siempre que decido cenar comida china, siempre me pido 2 o 3 rollitos de primavera para acompañar.. nunca preparé unos por mi cuenta.. asi que gracias por la receta!

Maitza dijo...

Me alegro de que os gusten. Si los hacéis ya me contaréis.
Besos