almendras garrapiñadas

5 dic. 2011

No sé por qué, pero siempre hago garrapiñadas para Navidad. Me gusta poner unas pocas sueltas en la bandeja del turrón o en la de los mazapanes y polvorones. El olor de las garrapiñadas me recuerda a mi infancia, a la casa de mi abuela. Cuando era pequeña, siempre había alguien que las hacía en casa. Hacer garrapiñadas es muy fácil, pero saber cuándo hay que apartar la perola del fuego no lo es tanto. Con la práctica se aprende, pero al principio crees que ha pasado demasiado tiempo, o que el caramelo jamás se pondrá tipo arena, etc.

Ingredientes:
1 vaso de almendras sin pelar
1 vaso de azúcar
1 vaso de agua
1 cucharilla de esencia de vainilla (opcional)

Preparación:
Poner todos los ingredientes en una perola y cocinar a fuego fuerte removiendo de vez en cuando. Cuidado con las salpicaduras, que aunque es cierto que al hacer garrapiñadas no se salpica apenas, siempre hay alguna gota que se escapa.

Poco a poco el agua se evaporará y se formará el caramelo. Déjalo a fuego medio y sigue removiendo. Verás que el caramelo se va secando y que va adquiriendo una consistencia arenosa. No dejes de remover.

Remueve constantemente sin subir el fuego para que el caramelo se vaya pegando a las almendras de forma desigual. 

Sácalas y échalas sobre papel de hornear. Cuando estén templadas sepáralas y déjalas enfriar.