14 sept. 2011

pastel de arándanos

Nunca había horneado un pastel con mermelada en su interior por miedo a que se mezclara con la masa o a que la mermelada se quedara demasiado seca por el calor. Sin embargo, con esta receta nada de eso ocurre. Como podéis ver en la foto, la mermelada queda perfecta.

Debo reconocer que me ha gustado mucho el sabor de este pastel. Es ideal para desayunar acompañado de un buen café o de un buen vaso de leche.

Ingredientes:
300 g. de harina
2 huevos
120 g. de mantequilla
3 cucharadas de azúcar
6 cucharadas de leche
10 g. de levadura fresca
400 g. de mermelada de arándanos
sal

Preparación:
Disolver en la leche la mantequilla y el azúcar. Apartar del fuego y dejar enfriar. Añadir después la levadura que previamente habrás disuelto en una cucharada de agua.

Aparte, mezclar 300 g. de harina, un pellizco de sal, los huevos y echar la preparación anterior.

Amasar bien hasta conseguir una masa homogénea. Hacer una bola, cubrirla y dejarla reposar media hora. Pasado este tiempo, volver a trabajar la masa, cubrirla de nuevo y dejarla reposar en el frigorífico 12 horas.

Pasadas las 12 horas, untar con mantequilla y espolvorear con harina la base de un molde desmontable y cubrirla con la mitad de la masa. Echar por encima la mermelada, dejando libre 1 cm del borde. Extender con el rodillo la pasta restante y cubrirla tarta. Asegúrate de sellar bien los bordes para que no se despeguen en el horno. Dejar reposar en un lugar templado 30 minutos.

Precalentar el horno a 170 ºC durante unos 40 minutos. Finalmente, espolvorear con azúcar glas.

No hay comentarios: