1 jul. 2016

caramelo




Preparar caramelo en casa es muy fácil y tenerlo en el congelador hasta que lo necesites es muy cómodo. Por eso no podía faltar en mi recetario. La receta que os propongo es ideal para flanes o tocinillos de cielo. Tan sólo necesitas tres ingredientes y un poco de paciencia.

Ingredientes.
500 g. de azúcar
100 ml de agua
2 gotas de zumo de limón

Preparación:
En una perola pequeña echa el azúcar, el agua y las dos gotas de limón. El limón le dará más brillo al caramelo, pero no eches más cantidad porque de lo contrario el caramelo se quedará líquido. Pon a fuego medio y dejar burbujear hasta que el agua se evapore y el caramelo adquiera un bonito color dorado. Ten en cuenta que aunque apagues el fuego la perola seguirá oscureciendo el caramelo, así que para evitar que se queme y amargue, te recomiendo apartar la perola del fuego en cuanto éste comience a dorarse. Si lo quieres más oscuros lo vuelves a poner al fuego un poco más. De hecho, si te fijas en la foto, verás que hay dos tonos diferentes.


Cuando tenga el color que desees puedes echar el caramelo en los moldes que vayas a usar o puedes echarlo sobre una encimera que resista el calor (mármol o acero inoxidable por ejemplo) y esperar a que solidifique. Yo suelo hacer círculos pequeños para poder sacarlo después mejor. Si haces esto podrás congelar el caramelo y usarlo más adelante. Tan sólo tendrás que calentarlo en el microondas un poco antes.