21 sept. 2011

hogaza rellena de queso y nueces


Esta receta la aprendí en una cena con unos amigos hace algunos años. Tuvo mucho éxito por su sabor, por su presentación y porqué hay que comerlo entre todos a "pellizcos". En la cena recuerdo que había un chico de la Provenza francesa que cocinó un delicioso pollo en salsa con romero, pero el pan relleno lo eclipsó. Lo sentí por el francés porque la verdad es que se había esmerado bastante, pero en fin... 

Ingredientes:
Para el pan:
175 g. de agua
20 g. de aceite de oliva
300 g. de harina de fuerza
15 g. de levadura de panadería
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de miel
 
Para el queso:
100 g. de queso poliki
100 g. de queso ahumado idiazabal
50 g. de queso gouda
1 mozzarella
nueces
txakoli

Preparación:
Lo primero que hay que hacer es el pan de hogaza. Lo puedes comprar y ahorrarte ese paso, pero a mi me gusta hacerlo en casa. Para ello, mezcla el agua templada, el aceite y la levadura. Añade la mitad de la harina tamizada. Una vez integrada toda la harina añade el resto junto con la sal y amasa unos 10 minutos o más tiempo si lo haces a mano.
 
Deja reposar en un recipiente tapado con un trapo húmedo durante 1 hora y media aproximadamente hasta que la masa haya doblado su volumen. Una vez que la masa haya levado sácala del recipiente y ponla sobre una superficie enharinada, dale unas vueltas para que coja forma redondeada.

Coge la tapa de un molde de cristal y echa un poco de aceite. Coloca el pan y pon encima la fuente. Tiene que quedar la fuente puesta del revés y su tapa como base. Mételo en frío en el horno, y programarlo a 220º (la temperatura depende de cada horno) durante 40 min.
 
Una vez hecho el pan, déjalo enfriar y mientras lo que tienes que hacer es cortar en trozos pequeños el queso y ponerlo a derretir al baño maría junto con un chorroncito de txakoli. Los quesos los puedes variar en función de tus gustos pero intenta que sean la mitad fuertes y la otra mitad suaves. El queso gouda lo he usado para suavizar y el queso mozzarella, como me decía un amigo, para hacerlo mas divertido, ya que al coger un trozo de pan el queso se estirará mucho.
 
Cuando el queso esté bien mezclado, apartalo del fuego y añade unas cuantas nueces. Corta la parte de arriba de la hogaza a modo de tapadera y quita parte de la miga como en la siguiente foto.


Rellena con el queso y las nueces y vuelve a poner la "tapadera" que habías cortado.

Colócalo en el centro de la mesa y que cada comensal vaya cogiendo un trozo de pan con queso hasta que se termine todo. Te aseguró que lo terminarán muy pronto.

No hay comentarios: