20 feb. 2013

pan de molde de avena y semillas de amapola



Hacía tiempo que no preparaba un pan de molde en casa, o al menos uno diferente. De nuevo he recurrido al blog de Hilmar que como ya os he comentado alguna vez es un blog que me encanta y del cual he aprendido muchísimo sobre pan. El pan de hoy es un pan con copos de avena tanto en su exterior como en su interior, con una miga blanda y un sabor delicioso. Lleva algo de harina integral y eso también se nota en el sabor y en el aroma del pan. Para adornar el pan he usado también semillas de amapola, pero puedes usar lo que más a mano tengas: sésamo, lino...

Ingredientes:
60 g. de copos de avena
1 cucharada de miel
1 cucharada de melaza
15 g. mantequilla
180 ml de agua hirviendo
250 g. de harina fuerza
125 g. harina integral
7 g. de sal
180 ml de agua templada
4 g. levadura seca
semillas de amapola para adornar
copos de avena para adornar

Preparación:
Pon a calentar 180 ml de agua junto con los copos de avena para que se ablanden un poco, aparta del fuego y mezcla con la miel, la melaza y la mantequilla. Deja reposar hasta que enfríe bien.

Aparte, echa en la amasadora el resto de los ingredientes menos la mitad de la harina y de la mezcla anterior. Amasa hasta que todo esté bien integrado. Añade el resto de la harina y de la mezcla de avena. Amasa de nuevo unos minutos más y deja reposar 10 minutos. Vuelve a amasar unos minutos más.

Coloca la masa en un envase engrasado, tapa con un film de plástico y deja reposar 1 hora aproximadamente a 25 ºC hasta que doble su volumen como se ve en la imagen. Si hace más frío, déjala más tiempo y si hace más calor, menos.

Sobre una mesa enharinada, echa la masa y dóblala como se ve en la imagen, es decir, plegando un extremo hacia el centro y después cerrando por encima con el otro extremo. Es una masa bastante blanda, así que yo uso una tabla fina para pasarla de la mesa al recipiente. Tapa con un plástico y deja reposar durante 1 hora más o menos según la temperatura ambiente o hasta que doble su volumen.



Dale forma rectangular del tamaño del molde como se ve en las imágenes y con cuidado échala dentro del molde previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina. La masa es un poco blanda, así que puede ser un poquito difícil este paso. Enharínate bien las manos para trabajar la masa.

Humedece con un spray el exterior del pan y echa algunas semillas de amapola y copos de avena. Deja levar hasta que alcance el 90% del molde, aproximadamente 45-50 minutos.Mete el molde en el horno precalentado a 200 ºC durante unos 45 minutos.

Saca del horno, desmolda y deja enfriar sobre una rejilla para que el pan no se reblandezca.



1 comentario:

Mari Carmen dijo...

¡Menudo bocata me hacía yo con un par de rodajitas de este pan! Me encanta que lleve semillas. Besitos.