13 may. 2018

pan de molde de espelta integral

pan de molde de espelta integral

Hoy quiero mostraros cómo hacer un pan de molde sencillísimo elaborado con harina de fuerza y harina integral de espelta.

La espelta es un tipo de trigo que aunque contiene gluten (y por lo tanto no es apta para celíacos), parece ser más fácil de tolerar que el trigo común. Además, si es integral, es más nutritiva, su absorción por el organismo es mucho más lenta y produce mayor sensación de saciedad.


El resultado es un pan con una miga muy tierna y de un agradable sabor. Las semillas también las podéis meter en la masa, aunque esta vez yo sólo las he puesto por fuera.

Ingredientes:
300 g. de harina integral de espelta integral
200 g. de harina de fuerza
14 g. de levadura fresca de panadero
250 ml de leche
70 ml de agua templada
25 g. de mantequilla
1 cucharadita de sal
2 cucharaditas de azúcar
semillas variadas (lino, pipas de girasol...)

Preparación:
Comienza preparando el prefermento. En un recipiente mezcla 100 gramos de harina de espelta, 50 gramos de harina de fuerza, un trocito pequeño de la levadura y un poco de leche. Mezcla hasta obtener una bola, cubre con un paño y deja reposar una hora.

Pasado este tiempo, echa el resto de la leche y el agua en el recipiente donde has dejado reposar el prefermento y disuelve éste lo más posible.

Aparte, echa en un bol las harinas, la sal y el azúcar. Mezcla bien y añade el resto de la levadura. Echa esto en el bol del prefermento y amasa hasta que la harina haya desaparecido. Después, sobre la encimera amasa un poco más y añade la mantequilla. Amasa durante 10 minutos. Deja reposar 5 minutos cubierta con el bol y vuelve a amasar otros 10 minutos. Repite esto varias veces hasta obtener una masa homogénea. Haz una bola con las manos aceitadas y deja levar en un bol hasta que duplique su tamaño (1 hora y media aproximadamente dependiendo de la temperatura).

Después, desgasifica la masa con las manos y pesa la masa. Divídela en 2 o 4 porciones de igual peso y dales forma de bola. Si divides la masa en 2, después de hacer la bola dale forma alargada del tamaño de molde. Yo he usado dos moldes pequeños de 9 cm de anchura por 19 cm de largura y 5 cm de profundidad. Estos moldes tienen una capacidad de 500 ml de agua, así que si tus moldes son más grandes tendrás que calcular las cantidades de los ingredientes. Como véis en la imagen, en un molde he puesto dos bolas de unos 200 gramos cada una masa y en otro 1 bola más alargada de unos 400 gramos.

Pon papel de horno en cada molde y coloca las bolas dentro. Cubre con un paño y deja reposar en el molde durante 1 hora aproximadamente.

Pincela la superficie con agua y echa las semillas por encima.

Precalienta el horno a 220 ºC, baja la temperatura a 200 ºC y hornea unos 30 minutos en la parte media del horno con calor arriba y abajo. Yo pongo una bandeja pequeña en el horno y cuando meto los panes, echo en esa bandeja un poco de agua para que se haga vapor. Los últimos minutos, cuando la parte de arriba del pan está bien dorada, pon el horno solamente con calor en la parte inferior para que el pan se termine de hacer.

Saca el pan del horno y deja enfriar sobre una rejilla para que el pan no se recaliente. Si no lo vas a consumir todo, córtalo en rodajas y congélalo.

No hay comentarios: