15 mar. 2016

canestrelli

canestrelli

Hace tiempo que quería probar este tipo de pastas. La idea de que la masa llevara yema cocida me intrigaba. Pensé que seguramente serían unas pastas de té suaves y deliciosas y no me equivoqué. Los canestrelli son unas pastas italianas en forma de flor que se vienen haciendo en Italia desde la Edad Media. Por lo visto se ofrecían en los matrimonios. En cuanto las saqué del horno probé una y me quedé encantada. Sabían a pastas de té de las buenas.

También quise probar otras combinaciones y decidí no agujerear la mitad de las pastas para adornarlas con chocolate o para rellenarlas de dulce de membrillo. Si no tienes esto último puedes usar mermelada, pero te aseguro que con dulce de membrillo están increíbles.

Ingredientes:
100 g. de harina
65 g. de fécula de patata
50 g. de azúcar glas
1/2 vaina de vainilla
la piel rallada de 1/2 limón
100 g. de mantequilla
2 yemas cocidas
1 pellizco de sal
azúcar glas para adornar
chocolate fondente (opcional)
membrillo (opcional)
mermelada (opcional)

Preparación:
En un bol tamiza la harina, la fécula y el azúcar glas.

Añade la piel de limón y el interior de la vaina de vainilla. Echar la mantequilla fría cortada en trozos pequeños. Añade la sal y amasa a mano o con un robot de cocina hasta que los ingredientes estén bien mezclados.

Pasa por un colador las yemas cocidas y añádelas a la masa. Mezcla bien hasta obtener una masa lisa y homogénea. Echa la masa sobre una encimera enharinada y amasa un poco más a mano. Haz una bola y cúbrela con papel film. Déjala en el frigorífico durante una hora.

Pasada la hora, extiende la masa sobre la encimera. Si es necesario utiliza un poco de harina. Con ayuda de un rodillo aplasta la masa hasta dejarla de unos 5 mm de grosor. Para alisar por igual toda la masa yo pongo a cada lado de la masa un listón de madera de 5 mm de grosor y aplasto la masa hasta tocar los listones con el rodillo.

Con un cortapasta en forma de flor corta la masa y retira el sobrante. La masa que vas apartando la puedes volver a extender, pero si ves que se ha calentado tendrás que meterla un poco en el frigorífico para que sea más fácil trabaja con ella. Con ayuda de un dedal o de una boquilla de manga pastelera de punta redondeada haz el agujero en cada pasta.

Pasa con cuidado cada pasta a una bandeja con papel de hornear y mételas durante 30 minutos en el frigorífico. Después, hornéalas en horno precalentado a 180 ºC durante 12 minutos. Yo coloco la bandeja en la mitad del horno con calor superior e inferior. Deben quedar bastante blancas. Cuando estén listas, sácalas y espolvoréalas con azúcar glas.


No hay comentarios: