1 nov. 2015

tarta de queso y arándanos


Siempre ando buscando tartas de queso diferentes, que si algún ingrediente nuevo, que si el modo de preparar me llama la atención, que si la presentación... Esta vez ha sido la presentación. En lugar de poner la mermelada por encima como siempre he hecho, lo que he hecho es echar unas gotas de mermelada por toda la tarta y con la ayuda de un palo he ido dibujando las formas que veis en la imagen.


Ingredientes:
Para la base:
50 g. de mantequilla
125 g. de galletas tipo digestive

Para el pastel de queso:
75 g. de azúcar
200 g. de queso crema (tipo philadelfia)
125 g. de queso mascarpone
1 huevos grandes más una yema grande
1/4 cucharilla de azúcar avainillado
mermelada de arándanos

Preparación:
Engrasa  con mantequilla un molde redondo de unos 20 cm de diámetro. Cubre la base con papel de hornear. Yo lo que hago para poder desmoldar bien la tarta después es cortar en forma redondeada el papel, pero dejando cuatro tiras anchas que coloco en los laterales del molde. Así puedo tirar de ellas para sacar la tarta toda de una vez. Si tienes un molde desmoldable esto no te hará falta.

Mete las galleta en una bolsa, ciérrala y machácalas con el mango del mortero. Después mezcla con la mantequilla derretida. Echa la mezcla en el molde y  presiona bien para formar la base del pastel.

Prepara ahora la mermelada. Coge unas cucharadas de la mermelada y añade un chorroncito de agua. Calienta unos segundos en el microondas y con un tenedor aplasta bien para conseguir una mermelada no muy espesa y sin grumos. Reserva.

En un bol echa el azúcar, el queso crema, el queso mascarpone, los huevos, y el azúcar avainillado. Mezcla hasta obtener una crema lisa sin grumos.

Vierte la crema sobre la base de galleta. Echa unos gotas de mermelada por toda la tarta y con un palillo haz los remolinos que ves en la imagen. La cantidad a usar es al gusto, yo la verdad es que no uso mucha. 

Pon el molde en una bandeja con agua. El agua tiene que llegar hasta la mitad del molde. Hornea en horno precalentado a 180 ºC durante 40 minutos. Pasado ese tiempo, apaga el horno y deja el pastel dentro del horno durante una hora, con la puerta del horno entre abierta. 

Deja enfriar bien la tarta en el frigorífico antes de servir.

1 comentario:

Fani Puntodenieve dijo...

Una de mis tartas favoritas!
te ha quedado estupenda!
Besos!