15 jun. 2014

mermelada de fresa

mermelada de fresa

No sé qué pasa este año, pero creo que las fresas están especialmente ricas. El otro día no me pude resistir y compré una bandeja llena de unas fresas que tenían un pinta estupenda. La mitad las preparé con nata montada, que es mi perdición, y la otra mitad las dejé para hacer mermelada. Si ya habéis hecho antes mermelada en casa, sabréis lo fácil que es de preparar. Esta mermelada en concreto queda súper rica y la puedes aprovechar para hacer, por ejemplo, un riquísimo helado de fresa.

Ingredientes:
1.125 g. de fresas
1 k. de azúcar
60 g. de zumo de limón

Preparación:
Trocea las fresas y échales por encima el zumo de limón. Cocina a fuego lento sin parar de remover con una espátula hasta que las fresas estén blandas.

Añade el azúcar y remueve hasta que se haya disuelto. Sube el fuego y deja hirviendo durante 20 minutos aproximadamente. Si ves que la consistencia es demasiado líquida para tu gusto amplia el tiempo de cocción.

Aparta del fuego y si lo consideras necesario, aplasta las fresas un poco para que no queden muchos grumos. Deja que la mermelada se temple, métela en botes de cristal previamente esterilizados, ciérralos bien y ponlos a hervir en agua con un chorrón de vinagre durante unos 20 minutos. Yo suelo usar una perola alta y pongo un trapo en el fondo para que no se rompan los frascos. Lo del vinagre es para que los frascos salgan brillantes. Asegúrate de que durante la cocción los botes estén bien cubiertos de agua.


No hay comentarios: