30 ene. 2013

coliflor empanada en salsa de queso gouda


Me ha encantado esta receta. El otro día me dieron varias coliflores y había que darles salida fuera como fuera y como, a decir verdad, la coliflor no es una de mis verduras favoritas, me puse enseguida a buscar maneras diferentes de cocinarla para no aburrir al estómago. Alguien me dijo que le gustaba mucho la coliflor empanada y como hace poco hice una receta de pollo empanado con pan rallado y escamas de puré de patata deshidratado que gustó mucho en casa, decidí hacerlo con ese mismo empanado. En mi opinión sale mucho más crujiente y sabroso.

La receta tenía que tener algo más, así que decidí acompañarla de una salsa de queso que vi hace tiempo en la web de canal
cocina. Acierto total, le va que ni pintado. Espero que os animéis a preparar esta receta y me contéis qué os parece.

Por cierto, en lugar de cocer la coliflor, en esta ocasión he preferido blanquearla que no es otra cosa que cocer rápidamente la verdura. La coliflor blanqueada queda así blanca y brillante, manteniendo su frescura y todo su sabor. Además, una vez blanqueda, se puede congelar o se puede cocinar según la receta que hayas elegido.

Ingredientes:
1 coliflor
1/2 vaso de escamas de puré de patata
1/2 vaso de pan rallado
2 huevos
200 ml de nata líquida
150 g. de queso Gouda
1 cucharada de mostaza de Dijon
unas gotas de Tabasco
1 cucharada de mayonesa
pimienta negra
aceite para freír
sal

Preparación:
Lo primero que tienes que hacer es lavar y blanquear la coliflor. Para ello, corta la coliflor en trozos pequeños y de igual tamaño.

Pon agua salada al fuego y cuando comience a hervir, echa la coliflor y tápala. Cuece durante 3 minutos, contados a partir del momento en el que echas la verdura en el agua.

Pasado este tiempo, escurre rápidamente la coliflor y métela en una perola con agua muy fría. Echa algún hielo para que esté realmente fría.

Déjala dentro del agua helada hasta que la coliflor esté bien fría. Después, escúrrela y ya están lista para que la congeles o para que sigas con tu receta.

Mientras se enfría, mezcla las escamas de puré y pan rallado y bate el huevo. Pasa cada trozo de coliflor primero por el empanado, después por el huevo y de nuevo por el empanado. Fríelos en abundante aceite bien caliente y escúrrelos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Por último, echa en un cazo el queso troceado, la nata, la de mostaza y el tabasco a fuego muy suave. Cuando se derrita el queso, aparta del fuego y añade  la mayonesa. Mezcla bien antes de servirla.


1 comentario:

La cocina de Camilni dijo...

Mi madre nos hacía de pequeño la coliflor empanada, y como cambia el sabor verdad? Yo suelo consumir mucha verdura, precisamente hoy compré coliflor y hace tiempo que no la consumo así. Dichosa dieta, jejee. Te ha quedado estupenda y el toque de salsa de queso le da un sabor diferente y especial. Un saludo.