panecillos suecos con semillas

2 feb. 2012

Desde que los vi en el blog sin salir de mi cocina no he dejado de pensar en estos panecillos. Sin duda fue el cardamomo lo que me llamó la atención. Desde hace meses tengo en mi cocina un frasco lleno de cardamomo y no sé qué hacer con él. Sus semillas tienen un sabor tan especial que no me atrevo a echárselo a ninguna receta. Me picó la curiosidad, ¿un pan con semillas de cardamomo? lo de las semillas de sésamo y de amapola vale, pero ¿de cardamomo?. Pues nada, que tenía que probar estos panecillos. Al principio no sabía de qué tipo de pan se trataba, pero en cuanto salió la primera hornada, lo supe. Y es que el aroma que desprenden estos diminutos panecillos es único. Seguramente los habréis visto en los supermercados, con o sin semillas, normales o integrales... Pues aquí tenéis la receta. Es sencillísima y no requiere de grandes conocimientos, ni utensilios, ni siquiera de tiempo. Ah, son perfectos tanto para comer con dulce como con salado.


Ingredientes:
300 g. de harina fuerza
200 g. de harina integral
225 ml de agua 
1 cucharilla de sal
5 g. de azúcar invertido o miel
75 g. de aceite de nuez o girasol
5 g. de leche en polvo
10 g. de levadura fresca (3,5 g. de levadura seca)
2 cucharadas de semillas de amapola
1 cucharada de semillas de sésamo
1 cucharilla de cardamomo verde (machacar en el mortero y desechar la piel)

Elaboración:

Pon todos los ingredientes en la amasadora menos las semillas y amasa durante 10 minutos.  Recuerda que la sal no no tienen que tocar directamente la levadura, así que mézcla la sal con la harina antes de echar la levadura. Un poco antes de terminar de amasar añade las semillas y sigue amasando un poco más hasta que esté todo bien integrado. 

Saca la masa, haz una bola y deja reposar en un lugar cálido durante 30 minutos.
 
Divide la masa en bolas de unos 30 gramos y dales forma de panecillo alargado o redondo. Amasa con las manos hasta obtener la forma deseada y deja los pliegues por debajo.
 
Colócalos en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y espolvoreada de harina. Deja espacio entre ellos porque aumentarán de volumen.

Precalienta el horno a 220 ºC. Justo antes de meterlos al horno, vaporiza agua sobre los panecillos, baja la temperatura a 210 ºC y hornea durante 20 minutos.

Sacarlos del horno, y cuando estén templados córtalos por la mitad y vuélvelos a ponerlos a hornear a  180 ºC vigilando costantemente para que no se doren demasiado.




3 comentarios:

  • Loli

    Que ricos, que color tostadito tan apetecible
    Un beso

  • marisa

    Te han salido estupendos, yo no he probado nunca el cardamomo.besicos
    me quedo de seguidora y te invito a visitar mi blog.........adelante¡¡
    http://cocinandoenmislares.blogspot.com/

  • Maitza

    Me alegro de que os gusten. Por cierto, Marisa, bienvenida a mi cocina.

    Besos