nuditos rellenos

5 ene. 2012

¡Qué espectáculo! no me diréis que no son bonitos... estoy súper contenta con el resultado de esta receta. No puedo decir que los haya inventado al 100%, pero sí que de alguna manera son de mi creación. Me explico... hace poco volví a hacer pan de hojaldre y como tenía pensado hacer una receta de pan turca, se me ocurrió que podía hacer un pan con los ingredientes de la primera receta y la técnica (por llamarlo de alguna manera) de la segunda receta. El resultado salta a la vista.


Quedaron tan bonitos que me daba pena comerlos. Eso sí, fue probar el primero, y no poder parar. No hubo piedad, nos comimos hasta la última miga. Estos los he rellenado de queso crema, pero los siguientes van a llevar también un trocito de chorizo, porque los probamos y la combinación estaba de muerte. Se me ocurrió también que la versión dulce no estaría nada pero que nada mal, así que algunos los haré con queso y chorizo y otros con queso y chocolate. Ya os contaré...


Los mires por donde los mires, son bonitos...


Como ves son unos panecillos hojaldrados. Pero no te dejes engañar por su apariencia, pues su textura está más cerca de la del pan que de la del croissant. Los puedes hacer también sin rellenar ya que tienen un sabor tan agradable que no necesitan acompañantes.


Bueno y ahora os explico cómo se preparan. Veréis que es muy fácil y divertido.

Ingredientes: 
Masa: 
250 g. harina de fuerza
125 g. agua 
1/2 cucharada de aceite de oliva extra virgen 
10 g. levadura fresca (o 3,5 g. aprox. de levadura seca de panadero) 
5 g. sal 

Prefermento: 
50 g. harina 
30 g. agua 
2 g. levadura fresca

Para untar la masa: 
30 g. de aceite de oliva extra virgen

Preparación:
Lo primero que tienes que hacer es el prefermento. Para ello tienes que mezclar la levadura con el agua, y luego incorporar la harina. Mezcla bien y déjalo reposar hasta que doble su tamaño.

Lo siguiente que tienes que hacer es la masa. Coloca el agua y el prefermento troceado en un bol, y luego añade el resto de los ingredientes. Se amasa a mano o con la amasadora hasta que la masa esté suave y elástica. Forma una bola y déjala reposar durante 20 minutos tapada con un paño de algodón. Pasado este tiempo, divide la masa en 4 bolas y déjalas reposar 15 minutos más.

Con ayuda del rodillo, aplana cada bola. Intenta que te queden del mismo tamaño. Úntalas con mantequilla derretida y colócalas una encima de otra. 
Da la vuelta a los cuatro discos apilados y con el rodillo comienza a aplanarlos hasta que quede como en la foto. Como ves, los discos al final se siguen diferenciando unos de otros. Con un cuchillo corta la masa en 8 porciones triangulares. Coge el primer triángulo, echa una cucharilla de queso crema y pliega un extremo como se ve en la foto.


Después, cierra el otro extremo y por último envuélvelo con la punta sobrante. Colócala en la parte de abajo para que no se abra. Dejálos reposar sobre la bandeja del horno una hora y media.

Antes de meterlos en el horno, pincela cada panecillo con huevo batido mezclado con un poco de leche y hornea a 200 ºC hasta que estén ligeramente dorados.


¡Riquísimo!



2 comentarios:

  • Las Tres C

    Con lo que me gustan este tipo de masas...te han quedado riquisimos y mira que no los he comido.. pero me lo imagino.. feliz dia de reyes ,besicos.

  • Maitza

    Gracias por el comentario, felices reyes a ti también, aunque sea con un poco de retraso.

    Saludos